Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Radiocomunitariacanaima escriba una noticia?

Carta abierta al Ministro Enesto Villegas

22/10/2012 07:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Por: Ángel Miguel Rengifo Apreciado Ernesto, mi aprecio hacia ti deriva de tu honesta actividad como comunicador social y que has continuado la trayectoria revolucionaria de Cruz Villegas, tu padre, quien también fue mi compañero de calabozo en la DIGEPOL en 1966. Viendo el compromiso en que te ha metido el Comandante Presidente, yo, en ausencia de Cruz, humildemente te ofrezco estas reflexiones que bien pudieran ayudarte en tu tarea ministerial. Ernesto, el comportamiento de una persona está determinado por factores genéticos heredados de sus progenitores y la influencia del medio ambiente en el que vive. Recientemente se ha descubierto que factores ambientales que condicionan aspectos físicos y la conducta de una persona, pueden modificar algunos genes (epigenética) y en esa forma efectos ambientales son trasmitidos a los descendientes. Tu condición revolucionaria es una herencia epigenética de tu padre. El hecho de que Vladimir haya saltado la talanquera, nos dice que las manifestaciones de esos cambios epigenéticos pueden ser neutralizados también por factores ambientales o pueden ser exaltados como en el caso tuyo, fortaleciendo tu dignidad o sea tu capacidad de decidir por ti mismo, tu libre albedrío. El amaestramiento de un animal se realiza mediante la inducción de respuestas positivas a las aspiraciones del amaestrador, mediante gestos o señales de gratificación o castigo que podemos asociar a la zanahoria y el garrote. Esas respuestas positivas para el amaestrador se denominan reflejos condicionados. En las sociedades humanas ocurren también procesos de amaestramiento, mediante los cuales individualidades o multitudes son inducidas a hacer algo después de una señal. Son también reflejos condicionados, pero nosotros los llamamos hábitos, algunos de los cuales, como el miedo a la exclusión social, pueden ser trasmitidos a la descendencia como factores epigenéticos. Desde tiempos inmemorables, en las sociedades humanas los grupos que son minoría y ejercen la dominación social, lo hacen mediante el amaestramiento con la amenaza del aislamiento social, la exclusión. En forma semejante como lo hace el domador de leones mediante el chasquido del látigo y la gratificación con un bocado de carne. Se crean reflejos condicionados o mejor llamémoslos hábitos condicionados por el miedo. La tortura y los genocidios cumplieron y aún cumplen ese propósito. Las luchas de los obreros por sus reivindicaciones eran acalladas a sangre y fuego. Pero la conciencia de amplios sectores del proletariado, de que la inclusión que ofrecía la burguesía era un espejismo y que llegaría el momento en que la clase obrera ejercería el poder, no transitoriamente como lo habían logrado en la Comuna de París en 1827, si no permanentemente, fue sin lugar a dudas, un antídoto contra el miedo dentro de las filas de de los trabajadores como quedó demostrado con la revolución bolchevique en octubre en 1917. Además, ya eran excluidos sociales, no tenían razón de temer tanto a la exclusión, salvo que a muchos, por razones obvias, les infundía pánico ser botados del trabajo. A partir de entonces los medios de comunicación y los intelectuales al servicio de las burguesías europeas y norteamericanas, comenzaron una campaña publicitaria para atemorizar a la gente con las palabras comunismo y socialismo. Se inventaron las más diabólicas acciones cometidas por los marxistas-leninistas (comer niños, despojar a la gente de sus propiedades personales, separar a los hijos de los padres para adoctrinarlos, etc.). Todo, para disuadir a los proletarios de mundo de seguir el ejemplo de los bolcheviques. Los comunistas no eran aceptados en el entramado social sin conflictos. ¡Qué difícil era para un comunista conocido conseguir trabajo! En Venezuela durante la dictadura de Juan Vicente Gómez toda acción reivindicativa de los sectores populares, por modesta que fuera, era calificada de comunista y por consiguiente reprimida severamente. Pero eso ocurría también en otras latitudes de América latina y el mundo. El genocidio cometido por los fascistas alemanes e italianos en España durante la Guerra Civil Española ante la mirada indiferente de los gobiernos del mundo, fue para extirpar un foco comunista que podía extenderse a otros países. La Segunda Guerra Mundial, fue la forma ideada por las burguesías anglo-norteamericanas que dominan al mundo para acabar con el mal ejemplo que representaba la Unión Soviética. Como los comunistas salieron fortalecidos de esa conflagración mundial, entonces apareció la Guerra Fría como un mecanismo planetario de crear temores ante las aspiraciones revolucionarias de los pueblos y una justificación para las agresiones armadas como la Guerra de Corea 1950-1953 y la Guerra de Vietnam 1964-1975. Así mismo como las numerosas agresiones e imposición de dictaduras en diferentes países de América Latina por parte del gobierno de los Estados Unidos de América desde 1945 hasta 1991 cuando se derrumbó la Unión Soviética. Las persecuciones y asesinatos de patriotas venezolanos por la dictadura de Marcos Pérez Jiménez fueron para atemorizar al pueblo venezolano y crear la idea de que los revolucionarios eran un peligro para el país. La fracasada invasión de la Cuba revolucionaria por la CIA, el bloqueo norteamericano que aún permanece y la descalificación de todo cuanto hacen de positivo el gobierno revolucionario, es para atemorizar a los pueblos de América y disuadirlos de seguir el ejemplo cubano. A Salvador Allende había que exterminarlo porque estaba usando un procedimiento muy peligroso para la dominación imperialista: estaba instalando un proceso revolucionario dentro de la democracia representativa Latinoamericana. Para crear verdaderos temores se bombardeó el Palacio de La Moneda con Allende adentro y se instauró la feroz dictadura de Pinochet que impactó a todo el continente suramericano, porque surgieron las otras dictaduras del Sur y el Plan Cóndor mediante el cual asesinaron y desaparecieron a miles de personas. El siglo XX fue un siglo de publicaciones contra-revolucionarias de todo tipo con un tono amenazador. La iglesia, los científicos, los maestros de escuela y los intelectuales al servicio de la burguesía, hablaban en tono atemorizante de las revoluciones. La Revolución francesa en 1789 y la Comuna de París en 1871, eran acontecimientos históricos a los que se les regateaba su carácter revolucionario y se exaltaba lo negativo. De los hechos de la Revolución francesa se destacaba la guillotina donde murió la familia real y quienes los juzgaron y de la Comuna de París el hambre que aniquilaba a los niños. ¿Sobre que sectores actúa el miedo inducido? Sobre todos, pero fundamentalmente sobre los que tienen alguna propiedad. La clase media venezolana y los obreros de altos salarios que tienen más acceso a la educación son impactados en forma contundente. Eso explica porqué la clase media latinoamericana y sectores obreros, se oponen con tanta fuerza a los procesos de cambio actualmente en marcha y a su vez aclara la razón del apoyo de los sectores sociales excluidos, porque estos han sido los menos condicionados por la avalancha mediática burguesa ya que no tienen temor a la exclusión porque desde siempre han sido excluidos. Evidentemente, es muy difícil sacarle de la cabeza a un adulto los hábitos que les ha creado la burguesía a través de los medios de difusión social y la literatura. Un animal adulto que ha vivido en cautiverio, al darle la libertad perece, porque lo han condicionado a temer a lo desconocido y a no decidir por sí mismo. Igual ocurre con los seres humanos a los que se les ha inculcado el miedo a lo desconocido y amancillado su capacidad de decidir por sí mismos (un potencial de emancipación) convirtiéndolos en esclavos modernos. Piensan que la exclusión social los aniquilaría. En el capitalismo la promoción del miedo y la destrucción de la dignidad de la gente son partes importantes de la política de las clases dominantes. Pero como te dije antes, eso es reversible, por lo tanto hay que utilizar todos los recursos del Estado revolucionario para revertir esa situación en los millones de venezolanos que votaron contra Hugo Chávez el 07 de octubre y cuyos antecedentes sociales están con los campesinos y los inmigrantes que poblaron los barrios pobres de las grandes ciudades de nuestro país. Hay que tener presente que la emoción de alcanzar un logro individual o colectivo puede contrarrestar el miedo y posibilita la habituación a las situaciones amenazadoras. Por eso la mayor parte de los atletas venezolanos y de los jóvenes excluidos de la educación superior, ahora en las universidades, apuestan por el proceso revolucionario. Fortalecer la dignidad del pueblo venezolano, contrarrestando los efectos mutilantes al libre albedrío de la gente causados por los medios de difusión social al servicio del imperialismo, es una tarea humanitaria, como toda tarea revolucionaria, porque abriría las compuertas a la libertad individual verdadera, la que exaltaría el poder creador del pueblo a dimensiones infinitas. Pero sobre todo, debemos tener claro que los ataques al gobierno revolucionario bolivariano en la prensa, los libros y TV privada nacional y mundial lleva no sólo el propósito de atemorizar a los venezolanos partidarios del proceso revolucionario mediante la amenaza de exclusión social si el gobierno de Chávez cae, si no también para disuadir al resto de los pueblos del mundo a seguir el ejemplo venezolano. La negación, a ultranza, de los logros de la revolución bolivariana es para crear dudas en la gente y dificultar la reversión hacia el rescate de la dignidad individual, que es el punto de partida de las posiciones subversivas. Por eso es prioritario darle protagonismo al PODER POPULAR como formula mágica para crear confianza en la irreversibilidad del proceso revolucionario bolivariano y así abrir las compuertas de la emoción por el logro cierto del socialismo del siglo XXI. Un abrazo solidario. Venceremos.

Rengifo@gmail.com


Sobre esta noticia

Autor:
Radiocomunitariacanaima (4355 noticias)
Fuente:
radiocomunitariacanaima.blogspot.com
Visitas:
239
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.