Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Redacción Deportes escriba una noticia?

Carolina Marín, la obsesión olímpica de la 'Nadal' del bádminton

24/04/2016 12:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

La raqueta es diferente, la ambición idéntica: como su "modelo" Rafael Nadal, la española Carolina Marín sueña con el oro olímpico este verano, una "obsesión" con vistas a la cual la doble campeona del mundo de bádminton prepara el campeonato europeo que empieza el martes en La Roche-sur-Yon (Francia).

En un deporte completamente dominado por las asiáticas y en un país como España, donde el bádminton es, según sus propias palabras, una disciplina "minoritaria", la joven andaluza, de 22 años, es una auténtica rareza.

Esto no le ha impedido convertirse en la primera jugadora no asiática en ganar en dos campeonatos mundiales en individuales (2014 y 2015), ni tampoco le impide soñar abiertamente con una medalla olímpica en agosto en Río de Janeiro, siguiendo los pasos de su ídolo, el tenista Rafa Nadal, campeón olímpico en Pekín-2008.

"Rafa Nadal siempre ha sido mi modelo a seguir", explica Carolina Marín, en una entrevista con la AFP, en la que asegura que el tenista "es el héroe del deporte español, está demostrándolo día a día".

Zurda como Nadal, precoz como Nadal, determinada como Nadal... esta jugadora de Huelva es, como Nadal, una guerrera muy expresiva sobre la cancha. Llegó rápidamente a lo más alto del bádminton femenino, donde era la número uno mundial hasta hace poco.

- Flamenco y raquetas finas -

image

A los ocho años, Carolina Marín se veía más 'bailaora' de flamenco que figura de los volantes, pero le atrajo la "rareza" de este deporte, sus raquetas finas y sus corchos con plumas.

"Yo era una chica muy competitiva, odiaba perder", recuerda Marín, quien cree que "esta competitividad en la pista desde pequeña (yo era muy mala de pequeña) y las ganas de afrontar cosas nuevas, es lo que me ha hecho crecer y llegar a lo que estoy consiguiendo a día de hoy".

La joven, que asegura que la "fluidez de mi cuerpo" mantenida de sus días de flamenco le han ayudado en su deporte, apostó por el trabajo para hacerse un sitio en el bádminton, dejando a su familia para instalarse en Madrid en su adolescencia y seguir entrenándose.

Hoy en día reconoce una "obsesión": la medalla olímpica en los Juegos de Río (5-21 de agosto). "No me considero como la favorita, sí una de las aspirantes a conseguir una medalla", subraya la jugadora, señalando que "voy a luchar por la medalla de oro. Si consigo el bronce, bueno, habrá que trabajar más para los próximos Juegos Olímpicos".

- La Roche-sur-Yon, el paso antes de Río -

image

Cuando se le cita a la china Li Xuerui, actual campeona olímpica, o a la tailandesa Ratchanok Intanon, que le arrebató esta semana el número uno mundial, Marín corta por lo sano: "Sinceramente, creo que el principal rival que puedo tener de cara a los Juegos Olímpicos soy yo misma (...) si yo me controlo, controlo la presión que se puede tener (...) creo que puedo tener muchas expectativas de estar en lo más arriba de los Juegos Olímpicos".

Eliminada en la fase de grupos en Londres 2012 en su primera aparición olímpica, ya que "tenía muy poca experiencia", Marín ha programado esta vez su temporada para llegar a Rio y aparece como favorita para el europeo que comienza el martes en La Roche-sur-Yon, en Francia.

"Las condiciones en que llego al Campeonato de Europa son bastante buenas", dice la vigente campeona continental, para la que "es uno de los objetivos de mi temporada. Va a ser una preparación más para los Juegos Olímpicos", incluso aunque no estén sus habituales rivales asiáticas.

"La presión contra las europeas es diferente. Ahora mismo, todo el mundo me ve como la favorita", dice. En Río, Carolina Marín espera "hacer historia": lo tiene todo para ser la primera europea en lograr un oro olímpico en el torneo individual femenino. Y los cinco aros tatuados en su muñeca le recuerdan a todas horas su gran objetivo.


Sobre esta noticia

Autor:
Redacción Deportes (10610 noticias)
Fuente:
AFP
Visitas:
7096
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.