Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Orestesenlared escriba una noticia?

Sobre el capital y el emprendimiento en Venezuela

25/06/2017 17:26 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Afortunadamente, el concepto de capital ha trasmutado significativamente trascendiendo al juicio economicista, financiero y contable

El capital, concepto que puede tenerse como controversial, según el observador, representa el elemento fundamental a los efectos de la producción de bienes para el consumo, e incluye como como parte de él, las máquinas, muebles, herramientas e instalaciones, siendo clave su empleo, de forma efectiva, a los fines de satisfacer necesidades -materiales e inmateriales- y obtener beneficios económicos.

Tenido como factor de producción, el capital se triangula con el trabajo y la tierra en el pensamiento clásico. Entre los tratadistas del tema, uno de los más destacados fue Karl o Carlos Marx manifestado en su obra: Das Kapital, Kritik der politischen Ökonomie -El capital, crítica de la economía política- (1867),  donde concibe -al dinero-, como “el valor que se valoriza”, destacando que habrá de posibilitar a quien lo posee  lograr una mayor cantidad, agregando quien esto escribe, que será así, en la medida que se emplea de manera efectiva, pues su sola tenencia no es garantía de ganancia alguna.

Afortunadamente, el concepto de capital ha trasmutado significativamente trascendiendo al juicio economicista, financiero y contable. Así lo destaca  Pellegrini, Corna (1973) en relación a los recursos originales y recursos complementarios, como forma de capital,  Fernández Fuster (1991) se refiere a los recursos naturales, socioculturales y económicos, por su grado de interés, por su rareza o su originalidad y por su disponibilidad en el tiempo, y López Olivares (1998) lo vincula a razón de su actualidad y potencialidad [Documento en línea].

Por otra parte, se tiene al capital intelectual, como el conocimiento y procesamiento de información, y al emocional, que versa sobre las formas de relacionamiento, las actitudes, aptitudes y valores (Coleman, D. 1996), además de contar hoy con la concepción de Kliskberg, F. (2001), que presenta al capital social como un activo intangible que se manifiesta en la capacidad de confianza, valores cívicos y asociatividad que pueda lograr la sociedad.

De todas las consideraciones anteriores, se puede apreciar al capital, como la alta valoración que se le otorga y que pudiera inferirse, es dada, por su acepción proveniente del latín capitalis,  que a su vez deriva del término caput("cabeza"). Se trata, por lo tanto, de aquello perteneciente o relativo a la cabeza. [Definición.de].

De manera que, cada individuo, así como cada institución, posee su capital y este versa sobre la valoración o reconocimiento que le otorgan sus pares y hasta la sociedad. Un ejemplo de lo anterior, es el valor comercial por el que se transa una corporación cuyos bienes -muebles e inmuebles- poseen un valor inferior del que se concreta una venta, pues se incluye en el arreglo, el reconocimiento del buen nombre por el que es reconocida a esa asociación.

En lo individual, el honor, prestigio y el buen nombre, el primero, resulta en un bien subjetivo inherente al ser humano que la ley debe proteger como forma de garantizar la armonía de la vida en sociedad, en tanto que el prestigio, y el buen nombre, se refiere a la fama, los logros personales y la reputación -cualidades-.

En Venezuela, la capacidad de una persona es reconocida como parte de su capital

En Venezuela, la capacidad de una persona es reconocida como parte de su capital a los fines de realizar cualquier tipo actividad económica-profesional ajustada a derecho, que cuando se asocia potencia a los participantes sus posibilidades de éxito, debiendo el estado fomentar el empleo y el trabajo como hecho social, incluyendo el no dependiente a manera de generar riquezas que se cuantifican a través del Producto Interno Bruto (PBI), expresión económico financiera en la que se traduce la producción de bienes y servicios que se demandan.

Visto, así las cosas, el verdadero capital del país, radica más que en sus riquezas naturales, en la capacidad de su gente para transformarla, lo que requiere del empleo de la inventiva, facultad -preparación- y disposición -capacidad y deseo- lo cual solo es posible mediante, primero, la preparación, y luego, con el  trabajo, siendo uno de los pilares fundamentales, el emprendimiento, la consolidación de la microempresa, la asociatividad y en general, todas la formas mediante las cuales  se pueda generar valor.

Conforme a lo expuesto, toca a los gobiernos el generar las condiciones materiales, incluida el respeto a la propiedad privada e intelectual, propiciar y facilitar la inversión, reducir la burocracia, estabilidad en las reglas, inversión e incentivos y el contar con servicios básicos indispensables, así como las condiciones espirituales, referidas a la confianza y reducción de la incertidumbre entre otros asuntos similares.

Lo antes tratado, en el caso venezolano, se incluye en el Capítulo VII del título III de la CRBV –De los derechos económicos-, donde se contiene todo lo concerniente a la libertad de industria y comercio, prohibición de monopolios, derecho a la propiedad, restricción de confiscaciones, acceso a bienes y servicios y el derecho de asociación, así como el derecho y deber de trabajar.

Entre las muchas organizaciones dedicadas a impulsar el emprendimiento y la consolidación de la productividad solidaria en Venezuela, se destaca ATRAEM, asociación de trabajadores, emprendedores y micro empresarios que posibilitan el tránsito a la economía formal, justa y productiva, a través de la promoción de la asociatividad y el desarrollo de trabajadores autónomos como estrategia para alcanzar una Venezuela productiva.

Esta asociación, cree en el capital intelectual y emocional de los venezolanos, en su capacidad de inventiva y de asociación, siendo ello parte de su capital social que pone a disposición de la sociedad toda, para juntos, hacer realidad los preceptos constitucionales y legales, así como los convenios internacionales referidos al progreso de los derechos humanos, y con ello, a las mejoras en las condiciones y calidad de vida.

@OrestesSalerno

Un libre pensador

 

Colaboración de Douglas Meléndez 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Orestesenlared (51 noticias)
Visitas:
689
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.