Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Correo Cultural escriba una noticia?

El cantante incógnito de Saume Por: Luis Armando Ugueto

20/08/2010 13:56 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

miguel

El jueves 8 de diciembre de 1962 llegaba a su fin el concurso "Descubre la voz misteriosa" de los relojes Nivada, patrocinantes de El Show de Víctor Saume, transmitido toda la semana a mediodía por Radio Caracas Televisión. Días antes había comenzado a aparecer en las páginas de El Nacional una parte del rostro del cantante incógnito, que se presentaba detrás de una cortina en el programa del tío Saume. Los concursantes enviaban sus respuestas al canal y optaban por participar en el sorteo de seis piezas bañadas en oro de la marca en cuestión. Llegado el esperado momento las cámaras dejaron ver un rostro ya conocido por los televidentes; el de Miguel Itriago, un muchacho sencillo, inclusive tímido de 26 años de edad, alumno de la Academia de Canto de Eduardo Lanz. En esta escuela cursó estudios con Estelita del Llano y José Luis Rodríguez, integrantes del grupo vocal Los Zeppy, abanderados del movimiento "Nueva Ola" en nuestro país. La voz de Itriago ya estaba "colocada" cuando conoció al famoso maestro, sólo necesitaba fogueo y seguridad para convertirse en el artista de prestigio que llegaría a ser.

Su aparición como alumno sobresaliente en el programa sabatino de la academia que se transmitía a través de la señal de RCTV, en muy corto tiempo le ganó el cariño del público y el respeto de los feroces cronistas de farándula, que incluso le llegaron a comparar con Alfredo Sadel en virtud de la potencia de su voz. El propio "tenor favorito de Venezuela" tuvo valiosas palabras de aliento para Miguel al escucharlo en una de sus presentaciones en el canal de Bárcenas. El hábil ardid publicitario del concurso de Nivada y sus presentaciones en el Show de Renny y el programa de Víctor Saume consagraron a Itriago como el cantante más prometedor de la temporada – Guaicaipuro de Oro al cantante Revelación del año 1962 – 1963 –, y puso sobre él los ojos de muchos empresarios del disco.

Felo Giménez, director de la revista La Farándula de El Nacional, lo recomendó a José Pagé, gerente de Velvet, quien lo firmó como artista exclusivo de la compañía los primeros días de enero de 1963. Hasta ese momento Miguel se ganaba la vida como cobrador del Banco de Venezuela, pero pronto sus compromisos en la televisión, en locales nocturnos y las grabaciones le darían dinero suficiente para dejar la moto y las facturas. Su primer sencillo en 45 rpm con el bolero "Vieja carta" de Salvador Flores fue un éxito, después siguieron, "Esta noche pago yo" y "Poema", del cual se vendieron más de 15 mil copias, haciéndose merecedor nuevamente del Guaicaipuro de Oro como cantante del año en 1965.

Fue una época irrepetible en la vida de Miguel Itriago, pero el temor y las malas decisiones lo hicieron abandonar su carrera, quedando en el recuerdo del público como un muchacho amable y talentoso que así como un buen día llegó, desapareció sin dejar rastro.

Por : Luis Armando Ugueto

Colaborador de Correo Cultural


Sobre esta noticia

Autor:
Correo Cultural (15051 noticias)
Fuente:
conartedevenezuela.com.ve
Visitas:
3711
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.