Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Antonio Rodríguez Jiménez escriba una noticia?

En calles llenas de barro. El adiestramiento en combate urbano en la BRIAC XII

31/01/2015 12:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La elasticidad del campo de batalla actual en que en la mayoría de ocasiones los ejércitos occidentales se baten contra enemigos irregulares y asimétricos fuerza a modificar los programas de adiestramiento para que la tropa asimile otras formas de lucha que no son su especialidad primaria

Una de las unidades que debe reconvertirse a nuevas formas de combate pues en un principio no está programada para él es la Brigada Acorazada "Guadarrama" XII, BRIAC XII, cual función principal es la lucha con blindados pero que al participar en misión debe dejar sus carros Leopardo y Pizarro en la base y reconvertirse a nuevas formas de combate como el que tiene lugar en un entorno urbano y realiza el soldado de infantería combatiendo casa por casa y calle a calle donde los medios acorazados no tienen tanto valor y son más difíciles de usar y vulnerables que en campo abierto.

Esto fuerza a los miembros de la "Acorazada" a reconvertirse y colgar el mono de "carrista" y volver a enfundarse el uniforme de fusilero para recuperar las técnicas de combate de infantería y en particular las que se despliegan combatiendo casa por casa. Esto se debe al próximo despliegue de la BRIAC XII en el Líbano en un despliegue que aunque parece una zona tranquila ha costado la vida al cabo de la BRIMZ "Guzmán el Bueno" X Francisco Javier Soria Toledo muerto en su puesto de vigilancia cuando un bombardeo israelí sin aclarar alcanzó su puesto de vigilancia.

Aunque la muerte del cabo Soria  está sujeta a investigación muestra a las claras que nunca ni siquiera en un despliegue que se considera seguro y aceptado por las partes en conflicto deja de existir el peligro. Por ello en el entrenamiento se busca la máxima exigencia y perfeccionamiento para que si después las misiones resulta ser fácil esta se acometa sin dificultad y si la misión resulta difícil se este preparado para las peores contingencias si estas tienen lugar.

La progresión

Y en este punto nos encontramos con una sección de la 6ª Compañía, 3ª Batallón del Regimiento Infantería Acorazado, "Alcázar de Toledo" Nº 61, RIAC 61, en progresión a la zona de ejercicios.

El avance se hace en dos columnas paralelas en fila india en los lindes de la carretera entre el barro y la nieve caída la noche anterior, al encontrarse en un entorno controlado esta forma de progresión básica es la que más se emplea de encontrarse en misión en un entorno hostil se emplearían técnicas mas elaboradas como el despliegue en V. 

En este despliegue el vehículo blindado que acompaña a la sección de fusileros se coloca en punta, al ir blindado de ser atacado soportaría mejor los impactos o las explosiones, va caminando despacio a paso humano. Tras el a cinco metros de distancia se coloca el jefe del pelotón, tras él y a 15 metros de distancia y en triangulo dos hombres se desplazan por las lindes del camino y otros 15 metros atrás y 15 metros desplegados a derecha e izquierda separados a esa distancia del camino y cubriendo el terreno alrededor de la ruta y así aumentando el tamaño del triangulo. 

Visto desde arriba encontramos el vehículo en punta y cinco fusilero caminando detrás de él en una suerte de de ahí el nombre de despliegue en V.

Lo positivo de este despliegue es que permite vigilar, cada soldado lo hace en su sector, una amplia zona de terreno dentro y fuera del camino lo que lo convierte en un sistema muy eficiente para vigilar la colocación de bombas trampa o explosivos IED en el camino dado que se vigila tanto este en si como sus inmediaciones, cualquier infante profesional esta bien entrenado en estas tareas de detección de IED por los indicios que se descubren en el terreno, cables, tierra removida, objetos fuera de lugar, cajas y planchas de cartón colocadas inopinadamente, matojos en el terreno, etc. Es esta una táctica muy empleada en Afganistán y si se ha demostrado muy efectiva para la detección de explosivos camuflados por lo que se practica sobre ella de manera corriente.

No es la única forma de progresión para asegurar una zona si se descubre un supuesto IED se adopta un despliegue en caja, esto es los dos infantes que van en cabeza de la columna se despliegan a izquierda y derecha del camino, o sea direcciones opuestas, y hacen un reconocimiento en un área en cuadro de alrededor de 50 metros de lado para volver a encontrarse 50 metros más atrás de su posición inicial, como una caja cuadrada de ahí el nombre de despliegue en caja. Es un método de reconocimiento muy empleado por si una vez descubierto un IED el camino se revisa el terreno ya recorrido por si hay más bombas trampas o algún otro explosivo a pasado inadvertido.

Localizado el artefacto lo que procede es a inutilizarlo.

Las cinco C

Si se detecta un IED se aplica una norma de acción conocida como las cinco C por sus nombres en inglés: Confirm, Cord, Clean, Control, Call. O sea Confirmar, Acordonar, Limpiar, Controlar y Llamar.

Confirmar: En primer lugar confirmar sin errores que se ha localizado una bomba trampa o explosivo improvisado.

Acordonar: Se acordona y cierra una zona de seguridad alrededor del punto donde se ha localizado el explosivo.

Limpiar: En esta zona todo personal civil y militar se retira y enviado a una zona segura, así como vehículos y material peligroso que aumentaría la explosión de haberla.

Controlar. La zona queda totalmente aislada y se aseguran todos los accesos impidiéndose el acceso de nadie al área controlada.

Llamar: Se informa al escalón superior correspondiente para que envíe a los artificieros, en misión suelen ir agregados a las columnas, para que desactiven el explosivo o procedan a su voladura controlada y por supuesto se aporten ambulancias y sanitarios de haber heridos.

Con todo la progresión concluye y se alcanza la zona de instrucción para combate en población.

Aprender y repetir, repetir y aprender

El combate en áreas edificadas tiene sus propias doctrinas que lo diferencian del combate en campo abierto, en un entorno urbano el ataque puede venir por cualquier parte y desde zonas que ya se creían controladas por lo que es imprescindible una vigilancia perimetral que cubra los 360º para ello la técnica más eficaz que se emplea es la de la "burbuja" que viene a significar que cada miembro de la escuadra o pelotón vigila un sector inmediato al de su compañero logrando así una vigilancia de todo el entorno.

Si se dispone de una escuadra de 4 efectivos la vigilancia se orienta cada uno en cada punto cardinal si se dispone de un pelotón de dos escuadras se duplican los sectores de vigilancia logrando una protección más eficaz que cubre a la fuerza como una burbuja que cubre adelante, detrás y los lados, de ahí el nombre.

La particularidad de las misiones obliga a reconvertir a las fuerzas de la función en que están especializadas a otra variedad de cometidos

Ahora bien el avanzar en una formación de esta clase no tiene nada de sencillo, es necesario una profunda coordinación y un completo trabajo en equipo en el que cada miembro de la unidad sepa lo que hay que hacer  y cuando hacerlo por lo que el aprendizaje es siempre de ensayo y repetición.

En primer lugar el adiestramiento empieza por escuadras las cuales entrenan avanzar por las calles formando esa burbuja e ignorando ventanas y puertas, luego cuando la instrucción es asumida se cubren ventanas, puertas, cruces de calles, trampillas, etc.

Cuando las escuadras en instrucción han alcanzado un nivel se fusionan en pelotones para repetir la operación ya como una unidad mayor y de nuevo la instrucción empieza con lo sencillo mantener la vigilancia perimetral ignorando puertas y ventanas y tras controlar el método repetirlo con la dificultad añadida de cubrir cada puerta, ventana o esquina que se encuentre en el avance.

Cada vez que un infante localiza un elemento de esta clase grita lo que es. "puerta", "ventana" y apuntando con el arma observa lo que aparece en el interior si no se percata de nada sospechoso continua avanzando cubriendo su sector aunque otro fusilero que le siga también inspeccionara visualmente el lugar en busca de cualquier incidencia que apareciese a posteriori.

El permanecer en la misma posición del pelotón durante el avance por toda una calle es algo bastante estresante especialmente si se cubren puestos tan peligrosos como la vanguardia y la retaguardia o se esta revisando dicha calle puerta a puerta y ventana a ventana por ello los jefes de pelotón van relevando los sucesivos binomios de dos infantes sucesivamente según se superan limites de avance.

Así si al llegar a una puerta y revisarla el jefe, suele ser un sargento, considera que el equipo de vanguardia esta demasiado gastado ordena que el siguiente binomio lo releve, este pronuncia la voz "paso" a menudo dando una palmada en el hombro al infante que sobrepasa y se coloca así a vanguardia, siguiendo este proceso de relevos sucesivos lo normal es que un binomio que empezó el avance en vanguardia lo termine protegiendo la retaguardia hasta llegar al final de la calle y sea necesario atravesarla.

Doblando esquinas 

Es una realidad física que solo al girar una esquina ves lo que hay al otro lado de la calle por ello la maniobra se realiza con sumo cuidado siempre con el arma por delante y encarando para abrir fuego si es necesario, si se prevé presencia enemiga a menudo se usa un espejo para obtener una visión de la calle y así exponerse lo mínimo sin advertir al enemigo.

¿Que ocurre si se descubre enemigo al girar una esquina? Todo depende de las normas de enfrentamiento, el tipo de misión y el país donde se esté desplegado. En un entorno de combate como el afgano si al doblar la esquina se localizaba un talibán se abría fuego, en lugares como el Líbano el armamento es solo para autodefensa y solo se puede usar si se es atacado previamente en otros entornos como Mali o Rep. Centroafricana si no hay actitud hostil por parte de elementos armados se debe advertir antes de abrir fuego. Todo depende de las normas de enfrentamiento especificas y el contexto.

Con todo en la instrucción tras girar la esquina y comprobar que la calle está limpia no se baja la guardia y el binomio que a descubierto la esquina se mantiene vigilante y apuntando al frente mientras el resto del pelotón cruce la calle a la carrera y siempre en parejas al llegar a la esquina de enfrente mientras un fusilero vigila el fondo de la nueva manzana su compañero cubre la calle sobrepasada, así en grupos de dos o tres y a la carrera el resto del pelotón cruza la calle hasta ganar la nueva esquina formando de nuevo la burbuja y continuando el avance vigilando los 360º del despliegue.

Empotramiento

El periodista empotrado informa desde dentro de la unidad militar viviendo los mismos riesgos y experiencias de los soldados. Aunque no hay una táctica concreta lo corriente es que el informador se coloque en el centro del despliegue junto al líder y siga sus instrucciones, el que sigue es el relato en primera persona de un empotramiento en uno de los pelotones de la 6ª Compañía.

"Tengo cuatro fusileros delante mio y otros cuatro detrás me acompaña el jefe de la sección y avanzamos por la calle pegados a la pared agachados y vigilando cada puerta y ventana que encontramos a nuestro paso, cada infante cubre su sector de vigilancia cuando alcanzamos la esquina. El fusilero de cabeza apunta a la calle y grita "limpio", mientras con su compañero vigila la calle un primer equipo salta a la acera de enfrente y nos cubre. Saltamos a la carrera y cruzamos la calle de nuevo nos agachamos y esperamos que todo el pelotón se reúna y continuamos el avance. 

Entonces de forma sorpresiva un guerrillero aparece en una de las ventanas, hay un breve tiroteo pero sin heridos cuando el enemigo vuelve a meterse en la edificación. 

Entramos en la casa y por parejas vamos entrando cuarto por cuarto hasta que llegamos a la habitación última de la casa. Tan pronto cruzamos el umbral el hostil tira su arma y se entrega.

Se le cachea e inmoviliza antes de ser evacuado. Desde esta casa ocupado y controlada montamos un punto fuerte desde el cual seguiremos revisando la calle y a donde podremos retirarnos y evacuar heridos de ser emboscados.

Establecido el punto fuerte continuamos la progresión por la ciudad".

 


Sobre esta noticia

Autor:
Antonio Rodríguez Jiménez (155 noticias)
Visitas:
10156
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.