Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Tessa Barlo escriba una noticia?

II Antologia de Mujeres Creativas del Vallés.

23/12/2016 06:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

II Antologia de Mujeres Creativas del Vallés.

Este relato corto es mi aportación

EL REGRESO

Abro los ojos mientras mi cerebro todavía embotado por el sueño no es consciente de cuánto le rodea. De repente, salgo del letargo con la rapidez de un galgo y me pongo en pie, con una excitación que me asusta a mí mismo. ¡Sí! hoy es el día pero, ¿Qué hora es? Miro el reloj, están a punto de dar las seis de la mañana. Es pronto, no hay prisa, abro la ventana del dormitorio, miro al cielo todavía con estrellas, no es plena noche, el azul del cielo ha empezado a aclararse por encima de las lejanas montañas y me anuncia el nuevo día. En el valle, pegada a al suelo se balancea la niebla, como casi cada día, este hecho me indica que ha sido una noche húmeda, por lo tanto, tendré que calzarme como es debido, si no quiero mojarme los pies con la hierba mientras recojo unas flores. Pienso mientras me visto, que hoy nada puede fallar. ¿Le gustarán las flores? Claro que sí, qué pregunta, a todas las mujeres les gusta. Tengo que causarle buena impresión, es mi último tren, exclamo sin darme cuenta con cierta tristeza. Desayuno con calma, esperanzado y temeroso a la vez, como un niño ante una cosa nueva que la desea durando mucho tiempo, pero al mismo tiempo, le produce miedo que el que vea no sea lo que espera.

Más sobre

Voy colocando las flores con sumo cuidado. Las horas se hacen largas, pienso entre suspiro y suspiro. Que son unas horas después de esperar quince años. ¿Me encontrará viejo? Me digo a mí mismo mientras me miro a un espejo. Las arrugas en mi rostro no dejan lugar a dudas del paso del tiempo. Tal vez me encuentre apagado, ¿habré perdido la jovialidad de antaño? ¿Seré muy diferente de aquella persona que era cuando nos separamos? ¿Y ella? Porque ahora me entra miedo. ¡La quería tanto! No pienses Manuel, ella estará igual, bonita, encantadora, con aquellos ojos, con aquella mirada que un día te enamoró. Me siento mientras espero.

Tessa Barlo 16-04-2011


Sobre esta noticia

Autor:
Tessa Barlo (170 noticias)
Fuente:
tessabarlo-literatura.blogspot.com
Visitas:
2000
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.