Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Eonhadico escriba una noticia?

Un anillo de diamantes en el cielo

09/04/2014 04:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Un equipo de astrónomos ha captado esta llamativa imagen de la nebulosa planetaria Abell 33. ESO

Un equipo de astrónomos ha captado esta llamativa imagen de la nebulosa planetaria PN A66 33, más conocida por el nombre de Abell 33 gracias al telescopio VLT (Very Large Telescope) de ESO en Chile. Esta hermosa burbuja azul se ha creado durante el proceso de envejecimiento de una estrella, que ha ido soltando sus capas exteriores y que, casualmente, está alineada con una estrella que se encuentra en primer plano de la imagen. El resultado es un parecido asombroso con un anillo de diamantes. Esta joya cósmica es inusualmente simétrica, con una perfecta forma circular.

La mayor parte de las estrellas con masas similares a la de nuestro Sol acaban sus vidas como enanas blancas, pequeños cuerpos calientes y muy densos que cuyo enfriamiento dura miles de millones de años. Durante el proceso que las acerca hacia la fase final de sus vidas, las estrellas se desprenden de sus capas externas creando las llamadas nebulosas planetarias, coloridas nubes brillantes de gas que envuelven a las pequeñas y refulgentes reliquias estelares y que recibieron este nombre debido a que los astrónomos del siglo XVIII pensaron que en realidad eran los discos protoplanetaríos que darían lugar a la aparición de un sistema planetario.

En esta imagen, captada por el VLT, podemos ver una nebulosa planetaria asombrosamente redonda, Abell 33, que se encuentra situada a unos 2.500 años luz de la Tierra. Su estructura redonda es algo muy poco común en este tipo de objetos debido a que normalmente hay fuerzas presentes que perturban esta simetría, fuerzas que provocan que las nebulosas planetarias adquieran formas irregulares.

image

Esta imagen de amplio campo muestra el cielo que rodea a la nebulosa planetaria Abell 33, que aparece como un fantasmal círculo azulado cerca del centro de la imagen. ESO/Digitized Sky Survey 2/Davide De Martin

La estrella que puede observarse en el borde de la nebulosa crea esta visión, aunque se trata de únicamente un alineamiento casual. La estrella, está catalogada con el nombre de HD 83535 y se encuentra frente a la nebulosa, a medio camino entre la Tierra y Abell 33.

En el interior de la nebulosa, visible como una diminuta perla blanca y ligeramente descentrada, vemos al remanente de la estrella progenitora de Abell 33 que se encuentra inmersa en el proceso que la transformara finalmente en una enana blanca. El brillo que emite en la actualidad es mucho mayor que el que se desprende de nuestro Sol, la cantidad de de radiación ultravioleta que se desprende de ella hace que las capas externas de la estrella brillen.

Abell 33 es tan solo uno de los 86 objetos incluidos en el Catálogo Abell de Nebulosas Planetarias creado por George Abell en 1966. Abell también rastreó el cielo en busca de cúmulos de galaxias, recopilando el Catálogo Abell , que cuenta con unos 4.000 cúmulos, tanto en el hemisferio norte como en el hemisferio sur del cielo.

Noticia proporcionada por ESO


Sobre esta noticia

Autor:
Eonhadico (607 noticias)
Fuente:
espacioprofundo.es
Visitas:
2605
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.