Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Generacionpixel escriba una noticia?

ANÁLISIS: Styx: Shards of Darkness

25/03/2017 07:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Hoy hablamos de Styx: Shards of Darkness, la secuela de Styx: Master of Shadows, pero esta vez pone sobre la mesa un proyecto más ambicioso y con más presupuesto que su predecesor. Está desarrollado por la compañía Cyanide Studios, creadores de otros juegos como Of Orcs and Men, o Game of Thrones, y distribuido por Badland Games. Se trata de un juego puramente de sigilo en tercera persona, que mezcla elementos de plataformas y de RPG en el que tendremos que ir pasando de nivel en nivel tratando no ser descubiertos aprovechando todos los escondrijos que nos proporcionan.

ANÁLISIS

image

.

VERSIÓN DISPONIBLE

XBOX ONE ? PS4 ? PC

VERSIÓN ANALIZADA

PC

DESARROLLADOR

CYANIDE STUDIOS

DISTRIBUIDOR

BADLAND GAMES

.

.

.

VALORACIÓN

8'5

NUESTRA FORMA DE VALORAR LOS JUEGOS

La historia nos sitúa tras la caída de la torre de Akenash ocurrida en la primera entrega del juego. Nuestro protagonista, el goblin Styx, ha vuelto a aparecer después de haber pasado mucho tiempo oculto. Esta vez, se le propondrá la misión de robar un objeto llamado el cetro del embajador, un objeto muy codiciado y poderoso para evitar que caiga en posesión de los elfos oscuros de Korrangar, quienes se están aliando con otras razas para tomar el control, y por lo tanto, para la extinción de los goblins.

Esta historia está contada principalmente a base de cinemáticas, con diálogos simples pero que logran perfectamente su propósito, ya que logra situarnos en el contexto y saber en todo momento lo que está ocurriendo. Hay que decir que la historia en sí es simplona, pero que en más de un punto sorprende positivamente por la coherencia de los diálogos, y sobre todo por la actitud y el sentido del humor de Styx, el cual nos recordará inevitablemente a Deadpool, lo que casa al cien por cien con la estética del protagonista y con lo que podríamos esperar de un goblin inteligente.

image

Además, a lo largo de los niveles escucharemos los comentarios espontáneos de Styx que a veces hacen referencias chistosas a otros juegos como Assassin's Creed, y también cuando morimos se reirá de nuestra poca pericia como jugadores.

En cuanto a la jugabilidad, hay que destacar la fluidez y comodidad de los controles. El primer nivel del juego nos servirá de tutorial, ya que nos van enseñando los controles básicos como agacharnos, pegarnos a las paredes, descolgarnos de las cornisas, interactuar con objetos del entorno, usar útiles para distraer a los enemigos y asesinarlos silenciosamente.

Ya desde este momento, podemos darnos cuenta de la riqueza estructural de los niveles. En ellos podemos encontrar miles de salientes, balcones, recovecos y escondrijos que podremos usar para ir avanzando por el nivel. Esto hace que tengamos que observar continuamente nuestro entorno para elegir qué opción es nuestra preferida para pasar inadvertidos.

El juego fue diseñado para tener una gran rejugabilidad, ya que al acabar cada nivel nos mostrarán las estadísticas y nos darán medallas en función de la rapidez, las alertas provocadas, los enemigos que asesinemos, y los tokens que recojamos. Además, cada nivel posee misiones secundarias por lo que si queremos completarlo al 100% tendremos que explorar perfectamente cada rincón. Para volver a jugar los niveles, sólo tendremos que acceder a nuestro escondrijo, desde donde también podremos acceder a la parte RPG del juego.

image

Aquí Podremos craftear ítems que nos ayuden en nuestra aventura, tales como pociones de vida o de ámbar, proyectiles, etc, así como mejorar nuestras habilidades gracias a los puntos que nos otorgan al terminar cada nivel. Para fabricar ítems necesitaremos materiales que iremos encontrando a lo largo de todos los niveles.

Styx posee cinco especialidades que podemos mejorar dependiendo de nuestro estilo de juego. Podremos especializarnos en combate, para poder luchar mejor contra los soldados en caso de una alerta, en sigilo para incrementar la capacidad de invisibilidad y la disminución de ruido de Styx, en alquimia para poder crear pociones y trampas avanzadas sin necesidad de un banco de crafteo, en los clones, para poder realizar técnicas como crear clones a distancia y teletransportarte a ellos, y en percepción, para poder utilizar nuestra vista de ámbar para detectar a los enemigos con más eficacia.

Todo esto viene bastante bien, ya que no es un juego fácil dentro del género. La inteligencia artificial de los enemigos está bastante bien conseguida y tendrán una conducta muy agresiva si hacemos saltar las alarmas, ya que nos buscarán por todos los recovecos y a veces no nos bastará con escondernos en un barril o un baúl cercano, ya que mirarán dentro de ellos en nuestra busca.

image

Luchar contra ellos no es una buena opción, ya que dependiendo de la dificultad que decidamos poner, moriremos en dos o tres golpes, y lo único que podemos hacer para defendernos es esperar al momento justo antes de sus ataques para bloquear y asesinarlos, pero esto no es viable cuando nos enfrentamos a más de uno, ya que en ocasiones también nos lanzarán armas arrojadizas.

Como un plus bastante grande, podremos disfrutar de toda esta aventura en cooperativo. Si optamos por jugar en este modo, ya que somos dos y el juego puede resultar más fácil, la dificultad se incrementa por otro lado ya que no podremos defendernos de los ataques de los enemigos, lo que hace las alertas aún más peligrosas.

En cuanto al apartado visual, es un juego con un diseño y unos detalles muy cuidados gracias al motor gráfico Unreal Engine 4. Por el contrario, algunas animaciones de Styx resultan algo toscas y podrían haberse trabajado un poco más.

El Apartado sonoro destaca positivamente, ya que la música que escucharemos en los niveles resulta bastante envolvente y nada repetitiva, así como la que escucharemos en las alertas conseguirá ponernos aún más nerviosos

image

Dentro del apartado técnico, es un juego muy bien optimizado y que funciona a 60 fps en ordenadores de gama media en adelante, sobre todo gracias a la variedad de opciones gráficas que tiene. Si bien no podemos jugarlo con todas las opciones en ultra, bastará con regular la distancia de representación, el antialiasing, el post procesado, las sombras, las texturas o los efectos. Esto hace que se adecúe perfectamente a las características de nuestro PC. Además, a lo largo del juego no he experimentado ningún crasheo ni freeze, ni tampoco bugs que afecten a la jugabilidad y disfrute del mismo.

NUESTRA OPINIÓN FINAL

-

En conclusión, Styx: Shards of Darkness es un título que satisfará con creces a los amantes del sigilo gracias a sus niveles abiertos y la libertad de elegir nuestras rutas a lo largo de los mismos, además de conseguir un clima perfecto de tensión debido a su dificultad si hacemos saltar las alertas, y poder disfrutar de todo esto en compañía de un amigo es otro punto muy grande a su favor. -

Sobre esta noticia

Autor:
Generacionpixel (2798 noticias)
Fuente:
generacionpixel.com
Visitas:
1469
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.