Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Marthamartinez escriba una noticia?

El Amor Una ExpresiÓn De Fidelidad Y La TraiciÓn ExpresiÓn De Infidelidad

23/02/2018 00:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Son las tres de la tarde, Helen repara en la hora. Con una mueca de molestia piensa que nuevamente será plantada. Sin embargo, toma la decisión de seguir esperando. En otra escena, Dan también repara en la hora, pero después que baja la mano donde lleva el reloj, lanza una carcajada mientras con la otra mano acaricia el pelo de una mujer morena que sonríe al roce del tacto. Helen respira profundamente y decide irse, pero antes de levantarse de la silla, unos ojos en el otro lado del salón le sonríen. No tenía por costumbre hablar a desconocidos, pero las circunstancias fueron propicia, así que sonrió. Fue suficiente para que el hombre dueño de unos ojos grandes y enigmáticos se acerca. Un simple hola y así comenzó una historia. Para Mark, no era costumbre acercarse a desconocidas. Terminó ese día temprano y al día siguiente regresaría a su ciudad. Se encontraba haciendo un trabajo para una empresa. Le invito un café que terminó muy tarde esa noche, pero en ese momento, sólo conversaron y sin poder entenderlo, se contaron sus vidas. Lo demás es historia. Muchas salidas y después de un año se van a vivir juntos. Aquí comienza la verdadera historia. Helen comenzó una relación sin aún terminar con Dan, pero ya no se veían, dejaron de hacerlo el mismo día que conoció a Mark. No hubo cierre así que, pasado los primeros seis meses de convivencia, en un centro comercial, Helen se consigue a Dan. Ya habían transcurrido año y medio y tal vez el tiempo había borrado los viejos rencores, pero ese día terminó en otro lugar con Dan y Helen recordando viejos tiempos. El próximo mes fue muy difícil, intentar ocultar que tenía una relación paralela y con el hombre que antes le había sido muchas veces infiel era algo que no pudiera explicar, sobre todo porque la primera vez ella le contó lo que le pasaba. Cabe de esperarse que Helen no pudo sostener mucho tiempo esta doble vida así que finalmente Mark se da cuenta, probablemente el sentimiento de culpa quién sabe, pero fue muy evidente la actitud de Helen. Claro que hubo un conflicto, Mark se va, pero al poco tiempo Dan también termina yéndose. Helen en su intento de arrepentimiento busca a Mark, pero su autoestima le impidió, aunque seguía queriéndola, regresar.

Los seres humanos somos entes pasivos que repetimos generación tras generación los condicionamientos sociales, culturales y familiares que nos han llevado a padecer la represión, el sometimiento, la inconsciencia, la ignorancia al no asumir la responsabilidad de nuestras vidas. Formamos parejas haciendo compromisos de fidelidad, contrayendo matrimonios para toda la vida, engendrando hijos sin es tener claro de lo que buscamos. A través de un impulso químico, testosterona- estrógeno, construimos toda una historia de amor que reforzamos con compromisos sociales, que finalmente la realidad hace que se caigan por su propio peso, llevando a los individuos a encontrarse en el vacío, crisis económica, presión social, familiar, adicciones, dedicación a los hijos, relaciones paralelas, preceptos religiosos, etc. Pero desde otro contexto, La práctica de la infidelidad ha sido un estandarte de masculinidad, de libertad, dependencia afectiva de amor, entrega al otro y, por otro lado, la fidelidad ha sido considerada como un valor. Pero el amor no puede estar inmerso en la dualidad monogamia-poligamia, sino en la síntesis de la liberta-autonomía comprometida para efectuar en pareja un camino hacia la madurez que puede enfrentar momentos de fidelidad-infidelidad.

¿Es "natural" que una pareja se enamore para toda la vida? ¿Podemos ser fieles? Según el zoólogo David P. Barash y la psiquiatra Judith Eve Lipton, que han escrito un ensayo sobre la fidelidad y la infidelidad en los animales y en las personas, sería un mito ser monógamo, porque el deseo de tener múltiples parejas es congénito. Los hombres buscan múltiples parejas. Las mujeres seleccionan con cuidado buscando buenos genes, buena educación, agrado o dinero y salud. Las mujeres buscan hombres simétricos, altos, ricos en testosterona y peludos (especialmente durante la fase ovulatoria).

Más sobre

Hay un 10% (3-4 según estos estudios) de discrepancia parental, lo que prueba que algunas mujeres buscando la competición espermática tienen relaciones con varios hombres, es decir rompen con el patrón de elegir modelos basados en la figura paterna ya que muchas mujeres encuentran atractivos a los recién llegados a la comunidad (extranjeros) que traen nuevos genes. Los hombres al buscar compañera sexual son menos exigentes, se dejan llevar por la belleza femenina. Les interesa un acto sexual rápido y sin consecuencias ni compromisos. Para las mujeres no es atractivo un hombre demasiado avasallador. La infidelidad es frecuente en cifras próximas al 50%. La monogamia es POSIBLE (como el ARTE) pero NO es natural. Lo natural es una sucesión de corazones rotos y enamoramientos: promesas, rupturas, Al optar por la monogamia hay que luchar con parte de la propia biología. Tenemos entonces razones para ser infieles, pero también tenemos razones para elegir nuestros actos y de eso se trata.

Más allá de toda discusión teórica, lo importante es que inicie un camino de transformación eligiendo entre convertirte en víctima de engaños, desilusiones, resentimientos o tomar el liderazgo de tus acontecimientos para llegar a comprender la causa de ellos y finalmente, perdonarte por haber permitido que sucedan estas cosas. Aunque no es una justificación, es lógico desde un punto de vista biológico por nuestra condición de ser seres vivos, ser infiel. Estudios demuestran que el noventa por ciento de las culturas que han existido hasta ahora no han sido monógamas y que las sociedades que existen hasta ahora igual. Eso significa que por naturaleza vamos a hacer infieles. Entre hombres y mujeres hoy en día se ha comprobado que ambos están en la misma condición de infidelidad y que en el tres por ciento de la población, hay hombres que están asumiendo hijos que no son de ellos. Sin embargo, debemos ser consciente que experimentar relaciones conlleva una serie de circunstancias que son factible de ocurrir y cuando elegimos experimentarlos previamente estamos aceptando vivir las circunstancias que pueden ocurrir en dichas experiencias. El problema de la relación está en su dinámica, en la capacidad de cada miembro de relacionarse y asumir sus responsabilidades y consecuencias en sus acciones y claro está, en la relación que se tiene consigo mismo que se inicia desde niño en el seno familiar. Para enfrentar estas situaciones hay que estar consciente y atento a lo que haces, comprendiendo lo que pasa con el otro y tú, aceptando que cuando se descubre el triángulo amoroso, se empezó a gestar antes, abandonar los mecanismos de defensa que te impidan ser parte de la solución, ver más allá de la ira, la traición el abandono, el abuso, la desilusión, el sentido de la experiencia para ti y para tu pareja independientemente del final del proceso, un tercero es la manifestación de un conflicto desde cualquier punto de vista. Cuando te planteas una relación de pareja, tu principal expectativa es que esa persona que elijas sea fiel, cuando te enfrentas a experiencias en la relación de infidelidad vas a sentir profundamente el dolor de la traición. Continuamente afirmo que la dificultad no sería enfrentar una infidelidad, si no saber cómo abordarlas cuando ocurra, de una forma que no nos dejen condicionados para el futuro o una futura experiencia de la misma naturaleza. Para que una relación perdure en forma saludable es necesario: Integrar la sexualidad al amor, tener un equilibrio entre darse al otro y así mismo, no depender de otro para ser feliz, no buscar la realización exclusivamente a través de la pareja, no jugar juegos de poder, poner fronteras entre el ego para colocar los límites, ser capaz de expresar nuestro sentimiento, aceptar los finales, aceptarnos y aceptar al otro sin cambiarnos, comprometernos e intimar con el otro. Te invito hacer una reflexión que permita que dejes de ser un elemento pasivo que padece una consecuencia y te conviertas en parte activa de tus procesos, que dé respuestas y soluciones verdaderas. Trascender el mundo de la dualidad en donde todo se nos presenta en polos opuesto y mutuamente excluyente es nuestro norte ya que el Amor no puede definirse como un acto de fidelidad, y el desamor no puede definirse como un acto de infidelidad


Sobre esta noticia

Autor:
Marthamartinez (134 noticias)
Fuente:
marthamartinezfacilitadora.blogspot.com
Visitas:
390
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.