Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Miscelaneaarmenia escriba una noticia?

Amnistía Internacional denuncia en Azerbaiyán TERRORISMO DE ESTADO a niveles alarmantes.

09/10/2016 09:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La represión de la sociedad civil y la persecución de la disidencia política continuaron. Las organizaciones de derechos humanos seguían sin poder reanudar su labor. Al concluir el año continuaban en prisión al menos 18 presos y presas de conciencia. Persistieron las represalias contra periodistas independientes y activistas, tanto en el país como en el extranjero; sus familiares también sufrieron hostigamiento y detenciones. Se impidió la entrada y se expulsó del país a observadores y observadoras internacionales de los derechos humanos. Las denuncias de tortura y otros malos tratos persistieron.

Información general

Tras decidir el gobierno devaluarla en respuesta al hundimiento de los precios del petróleo, la moneda nacional perdió un tercio de su valor respecto del dólar estadounidense. La economía seguía dependiendo en gran medida del petróleo, lo que causó considerables subidas de precios y caídas de los ingresos reales.

En junio se celebraron en Bakú, la capital, los primeros Juegos Europeos, importante acontecimiento deportivo internacional pensado para dar a conocer Azerbaiyán. Los Juegos representaron un considerable costo económico y se celebraron en medio de informes sobre presiones del gobierno a empresas para que hicieran aportaciones económicas y reducciones salariales a los empleados del sector público.

El partido gobernante, Nuevo Azerbaiyán, ganó con holgura las elecciones parlamentarias del 1 de noviembre. Los principales partidos de la oposición boicotearon los comicios debido al constante hostigamiento de las autoridades. La Oficina de Instituciones Democráticas y Derechos Humanos de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) canceló su visita de observación electoral debido a las restricciones impuestas por el gobierno; la representación de la OSCE en Bakú había suspendido sus actividades en julio.

Se impidió la entrada al país y se expulsó de él a observadores internacionales de los derechos humanos. Durante los Juegos Europeos se negó la entrada y se expulsó a su llegada al país a las delegaciones de Human Rights Watch y Amnistía Internacional, así como a varios periodistas internacionales. En septiembre, después de que el Parlamento Europeo le pidiera poner en libertad a los defensores y defensoras de derechos humanos en prisión, el gobierno canceló una visita prevista al país por la Comisión Europea. En octubre, el Consejo de Europa se retiró del grupo de trabajo conjunto sobre cuestiones de derechos humanos en Azerbaiyán como protesta por el deterioro de la situación de los derechos humanos.

Libertad de asociación

Destacadas ONG de derechos humanos no pudieron reanudar su labor como consecuencia de la congelación de sus activos y del hostigamiento continuado de sus miembros, que incluía procesamientos penales. Varios líderes de ONG seguían en prisión, mientras que otros se vieron obligados a exiliarse por temor a la persecución.

El 12 de junio se permitió salir del país a Emin Huseynov, fundador y líder del Instituto para la Libertad y la Seguridad de los Periodistas, que había permanecido 10 meses en la embajada suiza para evitar el procesamiento por cargos falsos; no obstante, se le retiró la nacionalidad. Las autoridades habían irrumpido en 2014 en la oficina del Instituto y la habían clausurado, al igual que su canal de televisión en Internet, Obyektiv TV.

Presos y presas de conciencia

Al concluir el año, al menos 18 personas críticas con el gobierno, entre las que había destacados defensores y defensoras de los derechos humanos, seguían en prisión por cargos falsos.

Tras su detención en 2014, cuatro líderes de ONG fueron condenados a largas penas de prisión por cargos falsos de malversación, actividad empresarial ilícita, evasión fiscal y abuso de autoridad. Rasul Jafarov, fundador del Human Rights Club, fue condenado a seis años y medio de prisión el 16 de abril; Intigam Aliyev, director de la Sociedad para la Educación Jurídica, a siete años y medio el 22 de abril; y Leyla Yunus, presidenta del Instituto para la Paz y la Democracia, y su esposo y colega, Arif Yunus, a ocho años y medio y siete años, respectivamente, el 13 de agosto. A Leyla y Arif Yunus les impusieron condenas condicionales en apelación el 9 de diciembre y quedaron en libertad. La periodista de investigación Khadija Ismayilova, también detenida desde 2014, fue condenada a siete años y medio de prisión el 1 de septiembre.

Los presos de conciencia Bashir Suleymanli, cofundador del Centro de Seguimiento de las Elecciones y Estudios sobre Democracia, y Orkhan Eyyubzade, activista de la oposición, fueron excarcelados en virtud de un indulto presidencial el 18 de marzo.

Libertad de expresión

Todos los medios de comunicación de gran difusión continuaban bajo control del gobierno; los medios independientes fueron objeto de hostigamiento y de cierres. Los periodistas independientes siguieron sufriendo intimidación, hostigamiento, amenazas y violencia.

El 26 de enero, un hombre no identificado agredió a la vicepresidenta del Instituto para la Libertad y la Seguridad de los Periodistas, Gunay Ismayilova, en el vestíbulo del edificio donde vivía, en Bakú. Al finalizar el año proseguía la investigación sobre este incidente.

En mayo, Radio Free Europe/Radio Liberty decidió cerrar su oficina en Bakú. La emisora estaba precintada desde diciembre de 2014, cuando las autoridades habían irrumpido en ella y la habían registrado.

El 8 de agosto, un grupo de hombres propinó en Bakú una brutal paliza a Rasim Aliyev, periodista y presidente del Instituto para la Libertad y la Seguridad de los Periodistas, que murió en el hospital al día siguiente. Rasim Aliyev había denunciado amenazas en las redes sociales relacionadas con una publicación suya en Facebook sobre un famoso futbolista. Se detuvo a seis hombres y se presentaron cargos contra ellos en relación con su muerte.

El 16 de septiembre, la policía detuvo a dos periodistas de Meydan TV, medio independiente en Internet en lengua azerí. Aytaj Ahmadova fue puesta en libertad tras ser interrogada, pero Shirin Abbasov permaneció incomunicado dos días y fue condenado a 30 días de detención administrativa, acusado de resistirse a la policía; cumplió toda la pena.

El 8 de diciembre fue detenido Fuad Gahramanli, vicepresidente del partido de oposición Frente Popular, por unas publicaciones en Facebook donde criticaba al gobierno y promovía la protesta y la resistencia pacíficas. Quedó sometido a tres meses de prisión preventiva por los presuntos delitos de promover el derrocamiento del gobierno e incitar al odio religioso.

Detenciones de familiares de periodistas

Las autoridades hostigaron a familiares de trabajadores y trabajadoras de medios de comunicación que trabajaban en el extranjero y criticaban al gobierno. El 13 de febrero, la policía detuvo a Elgiz Sadigli, hermano de Tural Sadigli, bloguero que había participado en una protesta callejera en Berlín durante la visita a Alemania del presidente Ilham Aliyev. Elgiz Sadigli estuvo detenido dos meses por cargos relacionados con drogas y, tras el clamor internacional suscitado, fue puesto en libertad.

En junio, Emin Milli, director en el exilio de Meydan TV y ex preso de conciencia, denunció haber recibido amenazas de las autoridades tras publicar informaciones críticas sobre los Juegos Europeos. El 23 de julio fue detenido su cuñado, Nazim Aghabayov, por cargos relacionados con drogas. El 27 de julio, su primo Polad Abdullayev fue detenido y puesto en libertad al cabo de unos días, después de que su familia escribiera una carta abierta repudiando el trabajo de Emin Milli.

En julio, la policía detuvo a tres familiares de Ganimat Zahid, periodista exiliado y ex preso de conciencia que dirigía la emisora de televisión en Internet TV SAAT, con sede en Turquía. Un sobrino y un primo suyos fueron detenidos el 19 y el 22 de julio por resistencia a la policía y puestos en libertad tras cumplir 25 y 30 días de detención administrativa, respectivamente. Otro sobrino fue detenido el 22 de julio y acusado formalmente de posesión de drogas.

El 13 de octubre, la policía detuvo a Vakil y Raji Imanov, hermanos de la directora de Meydan TV en el exilio Gunel Movlud, en sendos operativos realizados en diferentes partes del país, también por cargos de drogas.

Libertad de reunión

La policía impidió con medios violentos la realización de protestas callejeras pacíficas o las dispersó.

El 22 de agosto, varios centenares de habitantes de la ciudad de Mingechevir se congregaron pacíficamente para protestar por la muerte de un hombre bajo custodia policial. La policía antidisturbios los dispersó violentamente con gas lacrimógeno y granadas ensordecedoras, y los persiguió y golpeó con sus porras.

Tortura y otros malos tratos

Siguieron cometiéndose tortura y malos tratos con impunidad, pues no había investigaciones y procesamientos efectivos.

El preso de conciencia Ilgar Mammadov dijo a su abogado que, dos guardias penitenciarios y el director de la prisión lo habían derribado y le habían propinado puntapiés y puñetazos, advirtiéndole de que no saldría vivo de la cárcel. Cuando lo visitó al día siguiente, el abogado vio que tenía lesiones y hematomas en la cabeza y el cuello.


Sobre esta noticia

Autor:
Miscelaneaarmenia (251 noticias)
Fuente:
miscelaneaarmenia.blogspot.com.uy
Visitas:
2291
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.