Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que La Plomada escriba una noticia?

Algunos signos de la decadencia

11/12/2016 17:07 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Raúl López GuédezDICIEMBRE 11 DE 2016, 11:00 AMterrorismo_mediatico.jpgimagePortada de "Terrorismo mediático" de Carlos Fazio

El miedo es el enemigo más poderoso de la razón. Cuando el miedo desplaza a la razón, el resultado suele ser odio y divisones irracionales.Al Gore, senador norteamericanoEn 1760, aproximadamente, el escritor irlandés Edmund Burke escribió: "Ninguna pasión despoja con tanta eficacia a la mente de todos sus poderes de actuar y razonar como el miedo". Como vemos, tanto Gore en los tiempos que corren como Burke hace casi 260 años, coinciden en las funestas consecuencias de ese "sentimiento de inquietud" cuando dejamos que se apodere de nosotros.Esto forma parte importante del juego de las empresas de comunicación, cuando manipulan con el propósito de controlar -consiguiéndolo no pocas veces- la mente de sus incautos usuarios.En Venezuela, podemos observar a una clase media constantemente bombardeada -y en consecuencia aterrorizada- por los mensajes apocalípticos emitidos sin descanso por canales dirigidos por maleantes, o diarios y emisoras conducidos por personajes de la misma catadura, para sólo referirme a los de más poder de penetración.Ahora, ¿por qué este sector es tan sensible a la manipulación mediática? Son muchas las razones, pero sólo me limitaré a señalar dos que son, a mi juicio, de las más importantes: ¡El egoísmo y la ignorancia!Pero los medios de comunicación no están solos en esta campaña destinada a producir temor entre los ciudadanos. No.En la dirigida al desabastecimiento, pongamos por caso, son secundadas por empresas productoras de bienes de consumo que, en una ecuación diabólica, persiguen varios objetivos, a saber: culpar al Gobierno -éste es el principal responsable, dicen- de la falta de insumos de la cesta básica, por mantener un control de precios que llaman, infundadamente, "rígido". Con esta cruzada, causan malestar e incertidumbre, sobre todo en la gente de menores recursos que es donde está la base más sólida de apoyo al chavismo, pero también el mensaje llega a la clase "ilustrada", que se ocupa de propagarlo con cierto sado-masoquismo.Lo que generalmente no se advierte, dada la sutileza del anuncio, es que toda esa andanada de misiles persigue, además, dos propósitos: a) que el Gobierno libere los precios, y de ese modo "legalice" la especulación, que conduce a ganancias más inmorales aún; y b) profundizar la conspiración para derrocar -fin último del proyecto- al Gobierno revolucionario.Otro de los elementos de la campaña de terror es la supuesta invasión que sufriríamos por parte de tropas yanquis, de no cesar Maduro -antes era Chávez- en sus constantes ataques al gobierno y a la política norteamericanos. Nada más lejano en estos tiempos, si atendemos al hecho de que ya el "Imperio" norteamericano no asusta a nadie. Veamos por qué.Las empresas de comunicación se desdoblan progresivamente en estructuras terroristasEl panorama de la economía norteamericana incluye un dólar más débil y la creciente dependencia del gobierno y de las empresas estadounidenses respecto del financiamiento externo. Entre los prestamistas se encuentran bancos y fondos soberanos controlados por el Estado en países como China y Rusia. Si, por razones comerciales o políticas, alguno de ellos decide convertir parte de sus reservas en dólares a otras divisas o comercializar sus exportaciones en otra moneda, el impacto económico sería grave, según Charles Freeman, ex embajador de Estados Unidos en Arabia Saudita.Pero hay más: según un cable procedente de Washington, "la importancia del petróleo en la economía estadounidense quedó reflejada en la imagen del presidente Obama cuando 'imploró' al rey de Arabia Saudita que incrementara la producción de petróleo para ayudar a la castigada economía de su país. Una escena que contribuyó a establecer la idea de que su palabra ya no es una 'orden imperial'. Ante el pedido, el ministro de Petróleo saudí dejó claro que Riad sólo aumentaría su producción 'cuando el mercado lo justifique, no antes'".Hace apenas unos pocos años -no muchos- Estados Unidos no hubiese suplicado a nadie para que se cumplieran sus designios, simplemente hubiese invadido, como hicieron con Iraq, Libia o Siria. ¡Los tiempos cambian!Ahora, ¿cómo son enjuiciados los medios desde la perspectiva de ciudadanos inteligentes de los Estados Unidos, que también los hay? Al Gore, quien fue el candidato que derrotó a Bush en las elecciones del año 2000, aunque le arrebataron el triunfo cinco jueces de la extrema derecha republicana, que fungían como ayatolas en la Corte Suprema de ese país, publicó no hace mucho un libro que lleva por título El ataque contra la razón. Cómo la política del miedo, el secretismo y la fe ciega erosiona la democracia y ponen en peligro a Estados Unidos y al mundo, donde nos conseguimos con algunas perlas que vale la pena reproducir:"El mundo de la televisión imposibilita que los individuos participen en lo que debería ser una conversación nacional. Los individuos reciben, pero no pueden enviar. Asimilan, pero no pueden compartir. Oyen, pero no hablan. Ven movimientos constantes, pero no se mueven. La 'ciudadanía bien informada' corre el peligro de convertirse en la 'ciudadanía bien conformada'."Junto con la naturaleza unidireccional de la conversación pública en la TV, y la distorsión del periodismo provocada por los 'valores' de la diversión, existe otra característica preocupante del medio televisivo, diferente del medio impreso y menos simpatizante con los valores de la democracia. La elevada inversión económica necesaria para adquirir y poner en marcha un canal de TV, así como la naturaleza centralizada de los canales de TV vía satélite, por cable y terrestres han conducido a la creciente concentración de propiedades en manos de un número cada vez menor de grandes empresas, que en la actualidad controlan la mayor parte de la programación televisiva en Estados Unidos... La prensa de los Estados Unidos quedó, en un reciente estudio internacional, en el puesto número 53 de las prensas más libres del mundo."Está claro que la administración actual ha utilizado el miedo para manipular el proceso político, pero creo que la pregunta más importante es: ¿cómo ha podido nuestra nación volverse tan vulnerable a una utilización del miedo que manipula con tal eficacia nuestra política?".Esta pregunta también es válida para los venezolanos, concretamente para aquellos que viven en estado de angustia permanente, sembrado por empresas de comunicación tan carentes de ética como de escrúpulos, lo cual las acerca cada vez más a desdoblarse en estructuras terroristas, en un acelerado proceso, llamémoslo dialéctico semejante al que sufren algunas organizaciones políticas de extrema derecha, como sería el caso de Voluntad Popular.Concluyo con Louis Brandeis: "El hombre temía a las brujas, y quemaba a las mujeres".


Sobre esta noticia

Autor:
La Plomada (17720 noticias)
Fuente:
fundacionlaplomada.blogspot.com
Visitas:
146
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.