Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Juan De Dios Rivas escriba una noticia?

¿A quién beneficia la muerte?

27/07/2011 02:10 3 Comentarios Lectura: ( palabras)

Todos somos imagen y semejanza de Dios. Los humanos nacimos para la vida, crear, amar, dar y recibir felicidad, pasarla bien y hacerla pasarla bien a los demás

Utopía y lógica

¿A quién beneficia la muerte?

Todos somos imagen y semejanza de Dios. Los humanos nacimos para la vida, crear, amar, dar y recibir felicidad, pasarla bien y hacerla pasarla bien a los demás; cualquier comportamiento o actitud en contrario, es simplemente una perversión o degeneración del ser humano. Lo dignatarios de Gobiernos, Poderes Públicos y los ciudadanos con estudios, posiciones de gerencia y funciones de servicio público, son “humanos” con vocación de servir, de ser útil y unos obreros del bien común, cualquier desviación de esta misión, es aberrante, indigna y perjudicial para la sociedad y los seres humanos.

Las sociedades que progresan, son las que entienden la existencia humana como el cenit de un buen vivir en convivencia pacífica y bienestar, lo cual no es posible sin la obtención o la producción de la mayor suma de felicidad, de bien espirituales y materiales posibles. Nadie construye nada tangible en un ambiente de odios, enfrentamiento, desconfianza, inseguridad Jurídica, social y económica. Este es el drama de Venezuela, aquí se gobierna con las tesis y experiencias más retrogradas e ineficaces, para colmo se invoca la muerte como filosofía de tesis política. ¿Dónde ha visto Ud. a un muerto feliz? Los que mueren a diario en las calles de Caracas y de otros lugares de Venezuela a quien hacen feliz ¡A su familia no es…! ¡A los amigos, tampoco…! Sólo harán felices a las funerarias, lo cuales no le garantizan a sus dueños, una vida feliz y segura, porque todo lo que lo rodea, está contaminado. Es lastimoso comprobar que la muerte y sus agentes se han vestido de rojo, andan desatada por estas calles y pretenden perpetuar esta culturización totalitaria o comunista en nuestra patria, con el fin de reelegir la irracionalidad corrupta y la ineficacia como sistema de vida en Venezuela.

Cuando oí por primera vez en boca del presidente ese refrito cubano de “patria socialista o muerte” pensé que se trataba de una de esas baladronadas típicas de él o una equivocación dialéctica o mal asesoramiento, con el ánimo “escondido” de perjudicar al HIPERLÍDER de sabaneta… ¿cómo es posible que un presidente no sepa? que ir en contra de la “ley natural de la vida”, es inconveniente desde el punto de vista metafísico o demuestra ingenuidad o es osadía al tentar a la pelona, y eso para un llanero es pavoso (ZAPE).

La muerte es la cesación definitiva de la vida, se acaba la coordinación de los órganos que dan placer, gusto y felicidad

Lo que ha venido ocurriendo, como consecuencia de imponerles a los militares y a la militancia pesuvista (formada en democracia) ese disparate de “patria socialista o muerte”, es que les produce una contradicción escalofriante, ya que todos ellos quieren vivir “mucho” para tener un largo buen vivir. Esta frase “bizarra” ha desatado energías negativas, sentimientos encontrados y repulsa por un slogan que es inconstitucional y contra natura ¿Por qué? La muerte es la cesación definitiva de la vida, se acaba la coordinación de los órganos que dan placer, gusto y felicidad, la muerte produce la terminación de los procesos vitales biológicos; ya nadie podrá encontrarse con lo dulce y sabroso, con lo amado y querido, con lo grato y hermoso; si hemos fallecido a descansar en paz. Verdad que eso de la muerte es terrible, produce melancolía, tristeza y dolor profundo. Quien menciona o llama a la muerte, acostumbra a incitar el odio, a la confrontación de clases, es o debe ser perverso y “siempre” estará rodeado de peligros de muerte; cada palabra de odio es una bala que usara la muerte. Es preferible eso del “buen vivir”, hoy nos hubiese gustado sentir que en Venezuela había un gobierno de grandes vivos, que se roban lo que pueden y dejaban vivir a los demás con el repele. Lo cierto es que los venezolanos hemos visto, sentido y hasta “algunos” se han resignado “por ahora” a vivir en un país donde la muerte se cuela en todas partes, está presente en la economía, nuestra economía está muerta por 120 mil millones de dólares en deuda y un gasto monstruoso de un billón de dólares, “nadie que era pobre ahora es rico”, salvo los boliburgueses del proceso. No hay empleo fijo para más de 2 millones de venezolanos, las empresas las expropian (sin pagarlas) y van de mal en peor, amenazadas de quiebras, y la recesión e inflación del país es criminal, y podemos asegurar que con la puesta en marcha de la ley de -muerte productiva- o “Ley de Costos y Precios Justos” (antes CONACOPRESA), se desatara la corrupción a todos los niveles de producción y comercio, habrá colas gigantescas para la permisología, tramites y compras, resultado más escasez, mayor inflación, más mercado negro y contrabando. Los servicios públicos se verán afectados y están feneciendo a paso de corruptos e ineficacia, ahí también habrá más alza de precios, matraca y abusos.

El miedo a la muerte se ve en los rostros del pueblo de a pie, pero también en los militares, en la oposición y ahora en el alto gobierno. El instinto de muerte crea mucho temor, angustia y pesadez, es un instinto que paraliza la creatividad, el amor, la actividad de cualquier tipo; el instinto de muerte nos condena a simular, mentir y disfrazar las realidades, algunos degenerados les da por destruir lo que existe; el que va a morir debe aprender a darse ánimo y subir su auto estima. Pero es obvio que en Venezuela tenemos trece años con un “calvario de muerte lenta” y hoy nadie nos respeta, no nos acogen con agrado en la América Latina, nos chulean y exprimen, pero ya no nos valoran y nos estiman, somos un pueblo amenazado de muerte política y económica. En lo político el socialismo del siglo XXI morirá, como murió el comunismo del siglo XIX y XX. Ello nos permitirá vivir y construir una nueva y renovada Venezuela, donde nunca jamás volveremos a hablar de muerte e incitar al odio.

Juan de Dios Rivas Velásquez

C.I . N° V- 2.169.735.

Político, Presidente de Solidaridad Independiente, SI

Partido Humanístico Cristiano

Las sociedades que progresan, son las que entienden la existencia humana como el cenit de un buen vivir en convivencia pacífica y bienestar

Diputado Lista Unidad Caracas

rvjuandedios@gmail.com

http://solidaridadindependiente.blogspot.com/


Sobre esta noticia

Autor:
Juan De Dios Rivas (67 noticias)
Visitas:
460
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Personaje
Organizaciones

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
1
+ -
Responder

Ema Casablanca (27/07/2011)


Sr. Rivas, tiene usted razón. Estamos ante un gobierno descompuesto que no detiene su propósito de generar nuevos mecanismos burocráticos y oportunidades de corrupción; el yugo político se ha desatado. No dejo de preguntarme ¿cuándo pondremos freno a tanto atropello? ¿Será que acaso nos basta con escuetas promesas y viviremos de la esperanza?

0
+ -
Responder

Ema Casablanca (27/07/2011)

Ojalá los seguidores más llanos del PSUV, el pueblo donado de franelas rojas, se dé cuenta de que una vez más han sido explotados, sin piedad alguna. Nuevamente, el más desprotegido sirve de instrumento, es abusado en favor del bienestar de pocos.

0
+ -
Responder

Ema Casablanca (27/07/2011)

Los ?ni tan nuevos cogollos? de este gobierno mediático y divisionista se han quedado con la bonanza de nuestra patria y ríen desde la barrera cada vez que propician un nuevo lío. ¿Qué será de nosotros si continuamos esta senda de nación partida? Estamos rotos, por ahora?