Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Niove escriba una noticia?

A partir de hoy

11/06/2012 14:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Debemos estar pendientes de nuestros infantes, adolescentes, ayudarlos para que el camino por la vida no sea destructivo para ellos mismos

He decidido que a partir de hoy callaré, no opinaré, dejaré que pasen las cosas, sean buenas, malas, no diré nada.

A partir de hoy, solo observaré, todos hemos sido caminantes, todos hemos sido jóvenes, hemos creído saberlo todo y que los demás, cuando nos han aconsejado, son los equivocados. Nuestros padres los injustos, los pasados de moda, los controladores, que no nos entienden.

No valoramos nuestras familias, no respetamos sus decisiones. ¡Cuando somos jóvenes! Tarde empezamos a darnos cuenta lo equivocados que estábamos con nuestra actitud, cuando nos caemos por primera vez y tenemos la valentía para levantarnos decimos que no volverá a suceder y si alguno de nuestros seres queridos nos hace algunas observaciones nos sentimos disgustados y le decimos de muy mala gana “no es tu problema”, no entendemos que nos quieren hacer reflexionar, todo para evitarnos otra caída.

Pero como somos tan jóvenes, tenemos la vida por delante, buscamos refugio y consejos en personas ajenas, tan jóvenes como nosotros y quizás igual de ignorantes de la vida como nosotros, ¡pero ellos, si saben! ¡Si nos entienden! A veces esas amistades pueden ayudarnos o hundirnos. No es una crítica a la juventud, es que lamentablemente es otra época, otra generación, no quiero decir que la pasada haya sido mejor, pero existía el respeto a los padres, a nuestros maestros, a nuestros mayores, nos enseñaban tanto en el hogar como en las escuelas buenos hábitos, principios, el amor a los estudios, la fascinación por la lectura y un incomparable comportamiento, que no era necesario el castigo ni las recriminaciones, porque sabíamos que alzar la voz, era una grosería, nuestros padres, los antiguos, los que no estaban en la moda, los arcaicos, los ignorantes, crueles y sanguinarios, nos enseñaban cuales eran nuestras obligaciones o tareas después del estudio, no se nos exigía que realizáramos los oficios caseros, porque primero era estudiar, prepararnos, pero si nos enseñaron lo que era la colaboración, la unión, amar a la familia con sus perfectos e imperfectos, sin embargo, como jóvenes al fin, hacíamos caras, pero eso si, en silencio.

Como hemos criticado esa crianza, cuantas veces he escuchado decir: “¿yo? Yo no voy a criar a mis hijos, como me criaron a mí” , ¡que tristeza! cuando observo el nuevo método de formación educativa en el hogar, no puedo hacer más nada que asombrarme, porque esos infantes, adolescente, casi limpian el piso con los padres, y entro en pánico…Soy antigua, otra generación.

Nuestros padres con solo mirarnos sabíamos exactamente lo que nos querían decir, hoy en día nuestra juventud, cuando se les abren los ojos dicen: ¿Por qué me miras así? ¿Qué hice? No importa el lugar y si están en un centro comercial, restaurant, o reuniones familiares o de amistades, se lucen ¿Pero de quién es la culpa? ¿Del que mata la vaca o de quien le sostiene la pata?

Hoy en día observo penosamente como estos maravillosos jóvenes que supuestamente se la “saben todas” y son el futuro, no conocen el significado del respeto, gritan a sus padres como si ellos en vez de ser los hijos fuesen los adultos, irrespetan a sus maestros y hasta son capaces de amenazarlos con matarlos o se burlan de su sabiduría.

Juventud, respeto, educacion, valores,

No te enojes, te prometo que a partir de hoy, sellaré mis labios, te podré ver caer o levantarte y no diré nada, observaré como fracasas o triunfas y no diré nada, es tu vida e igual que yo caí una y otra vez y me levanté y resurgí como el ave fénix, espero que tu también logres salir adelante, sin lamentaciones, sin lágrimas y sin culpar a los que te han rodeado. Hay que aprender a asumir las culpas, los fracasos, hay que respetar a aquellas personas que nos han tendido la mano, claro, eso lo aprendemos con el transcurso de los años y si sobrevives en la guerra por la vida, deseo que aprendas a comprender, entender, que cuando nos dicen las cosas no es por molestar, criticar o porque no nos quieren, lo hacen porque quieren evitarnos un sufrimiento, un error irreparable.

De verdad, te prometo que a partir de hoy, no te diré nada, pero ser joven significa saber que eres el dueño de tus triunfos y fracasos y que de lo que hagas depende que puedas ser capitán de tu barco y dueño de tu destino, que puedas forjar maravillas en tu camino, para que el día de mañana no llores y te sientas frustrado, arruinado y derrotado.

Ser joven es más que protestas, rebeldías absurdas, ser joven es tener ética, moral, generosidad, respeto, valores, ideales, amor al prójimo, ser autentico, pero sobre todo, estar claros que la vida es una escuela y que sino aprendes, el camino será escabroso y lleno de espinas y nadie será el culpable de tus desatinos.

Trata de escuchar sin enojarte, no crees un caos a tu alrededor haciendo ver que los demás son tus enemigos, cuando solo tú eres el que está forjando con tu actitud tus fracasos, mañana puede ser demasiado tarde, cuando toques la puerta, puedes encontrarla cerrada, porque te volviste una sombra.

Pero te juro, que a partir de hoy, seré como un simple espectador de una obra, sin críticas, sin censuras, pero sobre todo sin remordimientos. Pero por favor, no me culpes, ten presente que libertad no es lo mismo que libertinaje y si no sabes tomar las riendas de tu vida con sabiduría, no busques fantasmas donde no los hay, cuídate, si vas a mentir aprende a hacerlo y si vas a ser parte de una obra procura ser el mejor actor y no olvides, así pasen mil años, cual fue el argumento que utilizaste para tu primera mentira, porque si la olvidas, entonces serás descubierto fácilmente en las que están por venir.

No te preocupes, a partir de hoy, no te veré, no opinaré, te dejaré ser y hacer, es tu vida, yo existo, viví, gané y sigo existiendo, sin culpar a nadie, venciendo, sonriendo y sobre todo siendo agradecida.


Sobre esta noticia

Autor:
Niove (7 noticias)
Visitas:
1539
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.