Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Jean C. Quirós escriba una noticia?

A Nicolas Maduro

05/02/2014 17:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Ojala llegue el día, en que este gobierno no pida que se pongan en sus zapatos, si no todo lo contrario, se pongan en el lugar de los que sufren

 

En estos días, circulo por el mundo de las noticias una frase muy particular del Sr. Nicolas Maduro; en medio de sus cotidianas excusas y amenazas, se atrevió a vociferar, “Pónganse en mis zapatos”.

Entonces le respondo Sr. Maduro; lamentablemente, como muchos de los Venezolanos, no podemos ponernos en sus zapatos, estoy seguro que aun reuniendo la plata y usando los 300 dólares de los cupos electrónicos de cadivi, no podríamos darnos el lujo de comprarnos un par de zapatos como los que usted usa. No podemos ponernos en sus zapatos, porque desgraciadamente no podemos salir a la calle escoltados con 30 efectivos militares, ni podemos tener la posibilidad de incorporar a nuestros parientes a puestos gubernamentales, ganando sueldos estratosféricos (es que hay que ganar bien para luchar contra el capitalismo).

No podemos ponernos en sus zapatos, porque estoy seguro que la única parte del mundo donde no se va la luz, ni un solo instante de los 365 días del año, es en Miraflores; no podemos ponernos en sus zapatos, porque no tenemos un avión disponible para llevarnos a rumbear por todo el mundo, junto con nuestros cientos de familiares, ah eso si todo pagado… no podemos ponernos en sus zapatos, porque las tiendas de electrodomésticos y ropa están vacías, pero eso usted no lo sufre ni lo padece.

 Los Venezolanos no pueden entender que es estar un día en la posición de Nicolás Maduro, simplemente porque el Venezolano no sabe lo que es llegar a su casa y tener toda la comida ya comprada, sin colas, sin “lleve solo uno por persona”, sin caerse a coñazo para amortiguar la tradición y ver con orgullo que nuestros niños desayunan una arepa, ¿con que la rellenamos? Bueno ahí está el otro problema, quizás con esperanzas, porque al fin y acabo lo que jamás podrá perder el Venezolano es la esperanza.

En mi caso particular no me puedo poner en sus zapatos, porque la verdad como Venezolano y bien nacionalista que soy, no podría vender mi patria. No regalaría ni un granito de mi tierra, porque es herencia de mis hijos y de los hijos de todo aquel que haya nacido en este pedazo de cielo; por cierto, cielo que desde hace unos 15 años, ha sido blanco de la peor destrucción que se le puede hacer a una nación, y aun así resiste, ¿a caso no es grande la republica?…

No me puedo poner en su lugar, porque al malandro no se le da impunidad y  a los justos adversarios, castigo cruel e inhumano; jamás podría poner a nada, ni a nadie, por encima de la republica.

 No puedo ponerme en sus zapatos, porque yo quiero a mi Venezuela prospera y desarrollada, no para dentro de un siglo cuando hayan inventado el repelente para iguanas come cables; si no para ya, sin excusas ni mediocridad; con hospitales full de medicina, seguridad, cultura y educación por las calles; pero eso sí, para ¡ya!.

Y creo que seguiría con la lista sin poder terminarla jamás, porque son muchas las diferencias que existen entre los Venezolanos y usted. Por lo tanto para resumir, yo creo que no puedo ponerme en sus zapatos, porque gracias a chucho, yo nací en Venezuela y tengo una partida de nacimiento para comprobarlo, y  creo que es lo único que al fin de cuentas necesita este pueblo, porque a pesar de todo los males, somos Venezolanos y tarde o temprano la esperanza dará sus frutos y tendremos nuestra tierra libre y prospera.

P.D: Aclaro que Esperanza Venezuela, ni los artistas que aparecen en las graficas usadas en este articulo, tiene relación conmigo y con mis opiniones. Las fotos son un claro llamado para que cada uno de nosotros, nos pongamos en el lugar de las personas que han sufrido por la negligencia de este gobierno. Ojala llegue el día, en que este gobierno no pida que se pongan en sus zapatos, si no todo lo contrario, se pongan en el lugar de los que sufren.


Sobre esta noticia

Autor:
Jean C. Quirós (26 noticias)
Visitas:
580
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.