Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Correo Cultural escriba una noticia?

"El que no tiene proyectos no vive": Jacinto Convit a sus 96 años

27/03/2010 07:31 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

imagenaspx2

A los 96 años y después de haber librado una batalla victoriosa contra la lepra y la leishmaniasis, Jacinto Convit comienza a trabajar en la investigación para el desarrollo de una vacuna que apunte a la cura del cáncer.

Se asoció hace tres años con el oncológico Luis Razetti para trabajar en una nueva inmunoterapia que combata la enfermedad.

A los 96 años, Convit vuelve a empezar. Parece acostumbrado a los comienzos y a ser el primero en lo que hace. Gracias a su esfuerzo, Venezuela se convirtió en el primer país del mundo en cerrar una leprosería, los vergonzosos ‘ depósitos’ donde recluían a la fuerza a los enfermos de lepra.

El tratamiento y la terapia humanizada ensayada por Convit fue asumida por la Organización Mundial de la Salud y fue también el primero en desarrollar una vacuna terapéutica contra la leishmaniasis con 95% de efectividad.

‘ Hay que amar los proyectos. El que no los tiene no vive.

Proyectos de vida continuos son los que hacen a los pueblos poderosos. Esa debería ser una cátedra en la universidad’ , refiere Convit, desde su modesta oficina en el Instituto de Biomedicina, ubicada a la entrada del hospital Vargas.

Sobre su escritorio sólo hay carpetas y papeles. No hay computadoras, no hay celular.

Apenas se distinguen un teléfono inalámbrico blanco, otro convencional, y un botón que pulsa cada vez que necesita la asistencia de su secretaria, sentada al otro lado de la puerta de su oficina.

‘ Los celulares esclavizan’ , sentencia y ‘ las computadoras las usan otros’ , señala hacia afuera, donde trabaja el equipo que lo acompaña.

Ese equipo, en el que predominan las mujeres, tiene la obligación de marchar a la misma velocidad del candidato al Premio Nobel de Medicina de 1988.

‘ No le gusta hablar de lo que hizo, sino de lo que va a hacer’ , señala una de sus colaboradoras.

Continúa la lucha contra la lepra yla leishmaniasis, ‘ aunque reconozco que no desaparacerán mientras imperen la ignorancia y la pobreza’ . Sin embargo, también invierte su tiempo en otros proyectos humanísticos.

jacintoconvit1-1Hace muy pocos días, el 2 de noviembre, Convit recibió el premio de la Fundación Alstom por la creación del Centro Piloto para la Educación en Ambiente, Salud y Desarrollo Sustentable. Con el galardón se podrá complementar un esfuerzo que el Instituto de Biomedicina ha desarrollado por más de veinte años: el control de enfermedades endémicas en la comunidad warao.

Eso lo anima, pero no lo calma. Se necesitan recursos para la construcción de otro centro que conjugue la salud y la música. Esa es ahora la razón de sus desvelos.

Fuente:http://www.ultimasnoticias.com.ve


Sobre esta noticia

Autor:
Correo Cultural (14166 noticias)
Fuente:
conartedevenezuela.com.ve
Visitas:
4615
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.